Acción Rápida

El diseño de esta articulación es altamente dependiente de los músculos y ligamentos que la rodean para mantenerse en su lugar. Como resultado, son frecuentes los esguinces, torceduras, dislocaciones, separaciones, tendinitis, los desgarros del manguito rotador, las fracturas y la artritis2,3.

El dolor de hombro raramente requiere cirugía y existen varios tratamientos sencillos que funcionan extremadamente bien en el manejo del dolor. Aquí hay algunos ejemplos:

Ejercicios y estiramiento

Ejercicios y estiramiento

Tu médico o fisioterapeuta puede ayudarte a desarrollar un programa de ejercicios. Este probablemente incluirá ejercicios de estiramiento, fortalecimiento, amplitud de movimiento y aeróbicos.

Descanso y elevación

Descanso y elevación

Muchas veces descansar facilita el proceso de sanación de la articulación. Igualmente mantener la articulación lesionada en posición elevada a un nivel más alto que el corazón puede reducir la hinchazón.

Hielo y compresión

Hielo y compresión

La compresión del área con vendajes, además de la aplicación de hielo tres a cuatro veces al día por 15 minutos cada vez, puede reducir la hinchazón al mínimo.

Si tienes lesionado tu hombro o estás experimentando dolor, intenta tratarlo con la regla RICE: Reposo, Hielo, Compresión, Elevación. Si el dolor persiste, visita a tu médico para un tratamiento apropiado.

Medicación

Medicación

El alivio efectivo del dolor puede involucrar una combinación de medicamentos de prescripción y de venta libre como Apronax®.

Apronax® Liquid Gels

Olvídate del dolor de hombro
Alívialo ya con Apronax®

Ir arriba